La Chava de Antioquia, una obra de arte del repentismo que ni Roberto Gómez Bolaños se imaginó

Elizabeth Henao, es una joven de 28 años que creció en el barrio Aranjuez de la comuna 4; de profesión es repostera y actualmente vive con su pareja; pero lo más interesante, es que es una gran artista que incursionó en un mundo difícil para las mujeres hoy en día, pero que, con personas como ella, sin duda, esto empezará a cambiar.

La trova y el repentismo para “La Chava” como la llaman en las tarimas, es una pasión que comenzó desde que era pequeña en los corredores del Gilberto Alzate en Aranjuez.

Siempre hemos visto a “Lokillo”, a “Gallinazo” o a “Cocoliso” solo por mencionar algunos ilustres de la trova antioqueña, pero lo bonito de esta historia es ver como Elizabeth y muchas otras grandes damas de todo el país, están incursionando en un mundo antes considerado machista, hasta el punto que hoy, tienen su propio Festival Nacional Femenino de la Trova. Esta historia salió de nuestros barrios, nuestra comuna, es un talento que nació en nuestras calles; por eso desde El Nororiental les contamos la historia de “La Chava”, una historia que ni “Chespirito” imaginó contar nunca:

También te podría gustar...