Por un puente El Pomar y Manrique Central quedaron muy “pegados”

Para evitar que los habitantes del sector se expongan a accidentes de tránsito y a largas caminadas, la Alcaldía de Medellín, se preocupó por esta situación y, por lo tanto, entregó a las comunidades de los barrios El Pomar y Manrique Central un puente peatonal. 

El puente, cuya pasarela es de 80 metros de longitud, tiene su ingreso, de El Pomar, por la calle 72, más conocida como Restrepo Isaza o Calle Larga, y en la parte de Manrique central, por el sector de Los Edificios. Con esta obra, los estudiantes de las instituciones educativas del sector evitarán que se expongan a accidentes de tránsito, así como las personas de la tercera edad.

Esta conexión era de gran necesidad por lo que no había forma de cómo pasar de un barrio a otro, separados por la Quebrada La Honda. La única forma era subir hasta la vía que va a Santo Domingo Savio, carrera 39, o por la carrera 44.

Así se ve esta gran obra de la comuna 3 en horas de la noche.

“Este puente conecta una frontera que hacía que los niños tuvieran que dar una vuelta larga y peligrosa para poder ir al colegio. Venimos a conectar no solo con presupuesto, sino creatividad y buenas ideas y eso es lo que sucede en este caso que trajimos un puente que había sido construido en otra zona de la ciudad, donde no se necesitaba”, dijo el alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle.

Los mayores beneficiados serán los estudiantes de las instituciones educativas José Roberto Vásquez, Álvaro Marín Velasco y del Sena, las tres ubicadas en el barrio El Pomar.

Wilman Pérez Arbeláez, vecino del puente, dijo que la comunidad, por lo nuevo que es el puente, todavía no lo utilizan con mucha frecuencia. Los más beneficiados son los estudiantes, porque primero tenían que caminar por la carrera 39 o por la 44, manifestó. “Nos quedó muy bueno el puente”, expuso.

Esta estructura tuvo costos muy económicos, gracias a que se reutilizó gran parte del material del puente que fue desmontado, el año anterior, en la Avenida Las Vegas, a la altura del INEM.

El precio de esta obra fue cercano a los $2.000 millones; con el proyecto se generaron cerca de 30 empleos que fueron aprovechados por personas de la zona. Para cruzar por el puente no es necesario subir escaleras, por lo que este cumple con todas las condiciones de accesibilidad universal.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.