El laboratorio con el que EPM fortalece el ecosistema de innovación

La octava edición de Innóvate Emprendiendo ya está en marcha y elegirá 50 equipos con ideas novedosas en temas como economía circular o transición energética. Aquí le contamos qué es y por qué representa una oportunidad para los jóvenes con iniciativa de crear empresa.

Dijo Heráclito que uno no se baña dos veces en el mismo río. En la misma corriente dice hoy Luis Fernando Díaz que las ideas de negocio que entran a Innóvate nunca salen iguales.

Díaz no es filósofo, pero es profesional en la Gerencia de Nuevas soluciones de EPM. Innóvate es Innóvate Emprendiendo, el programa de capacitación de Empresas Públicas de Medellín que apoya a estudiantes universitarios o empleados de la empresa, con buenas ideas y ganas de encontrar soluciones innovadoras.

“Lo que buscamos con Innóvate es formar a jóvenes universitarios o intraemprendedores para que sus iniciativas se puedan implementar o se puedan desarrollar de una manera efectiva. Tenemos algunas reglas y es que las iniciativas estén alineadas con los focos estratégicos de EPM que actualmente son cuatro: transformación digital, transición energética, hidrógeno y economía circular”, explica Díaz, profesional a cargo del programa.

Olimpiadas del emprendimiento

Ese proceso de formación, explica el vocero, dura entre tres y cuatro meses, aplica para todos los lugares donde hace presencia EPM y sus filiales, y tiene varios filtros. Primero, un grupo grande —de máximo 50 equipos— comienza un proceso de formación básica con módulos de innovación y emprendimiento en temas como design thinking, finanzas, arquitectura de marca, entre otros. Ahí el grupo se depura a 20 equipos que participan en un proceso de formación avanzada y luego un jurado evaluador termina por seleccionar los cinco ganadores de cada año.

Más allá de todo el acompañamiento y capacitación, los ganadores acceden a la posibilidad de acelerar su iniciativa si llega a un punto de madurez suficiente y asisten a un evento de clausura, que el año pasado fue en Panamá y este 2023 será en Guatemala. El intercambio de ideas con emprendedores de otras regiones y de otros países también es un plus del programa:

“En un ecosistema de innovación cuando se promueve el desarrollo de competencias afuera de alguna manera estamos creciendo adentro. Esa es una regla básica de innovación porque algunos de esos emprendedores que se forman con nosotros serán quienes solucionen los desafíos que tenemos en EPM y que además son desafíos globales”, explica Díaz.

Carlos Enrique Vélez Restrepo, por ejemplo, fue uno de los finalistas de Innóvate Emprendiendo en 2020 con su proyecto Mappex. Estar en el programa le sirvió para darle valor a su emprendimiento y recibir apoyo legal para tener todos los papeles en regla:

“Mappex consiste en aplicarle internet de las cosas, es decir tecnología 4.0, a la movilidad en lo que tiene que ver con transporte de personas y de mercancía para lograr eficiencias en el uso de los vehículos. Por ser finalistas nos apoyaron desde Ruta N para ser apalancados y con acompañamiento jurídico. Es un apoyo clave tanto en las capacidades que pueden faltar en la empresa como en la parte técnica y comercial”, contó.

También te podría gustar...